fotos-parque-alcora-avion-20

Jugar en parques infantiles presenta múltiples beneficios para el desarrollo de los niños

Si preguntas a un niño dónde le gusta ir al salir de casa, seguramente una de las respuestas más contundentes sea al parque a jugar con sus amigos. Es uno de los espacios favoritos de los pequeños; pero, además, resulta ser un lugar de aprendizaje en muchos aspectos.

niño jugando en parque

Además de ayudarles a socializar, jugar en el parque también tiene efectos positivos en su salud física al controlar y desarrollar el movimiento corporal. Junto a estas ventajas, supone un incentivo para confiar más en ellos mismos aumentando su autoestima y sus capacidades comunicativas y verbales.

En los primeros años, también puede ser de gran ayuda acudir a parques infantiles para que el niño desarrolle su capacidad visual y espacial. Permite mejorar la psicomotricidad; y también contribuye a comprender el tamaño y la forma de los objetos manteniéndose más cerca de la naturaleza.

Jugar en el parque mejora la coordinación y movimiento del cuerpo; y como consecuencia, ayuda a dominar todas las dimensiones, tanto en vertical como en horizontal. Pero, para poder beneficiarse de todas las ventajas que ofrece un parque infantil, hoy más que nunca, deben garantizar el factor seguridad.

Seguridad al jugar en el parque

Con el paso de los años, la innovación aplicada en los parques no solo ha servido para presentar diseños más atractivos, sino también para cuidar y proteger a los menores jugando en estos espacios.

Para la seguridad y buen estado de los parques, son imprescindibles ciertas cuestiones que garanticen el cumplimiento de la normativa de cada Estado.

En primer lugar, es necesario poner el foco de atención en la pavimentación y el uso de elementos de seguridad para zonas de juego infantiles. Por ello, es importante utilizar un pavimento especializado que impida que los menores corran ningún tipo de riesgo.

Además de ello, también una medida para garantizar la protección de incidentes como caídas y golpes es la incorporación de elementos de seguridad. Una opción son los aparatos, que se añaden en escaleras en forma de barandillas y barreras.

Junto a estos elementos, también es útil añadir en parques protectores que se añaden en los aparatos para evitar pellizcos y tiranteces; y los delimitantes que sirven para indicar que la zona está siendo utilizada por niños y evitan la realización de actividades que ponen en riesgo su salud física.

El cumplimiento de estos puntos permite disfrutar de todas las ventajas que ofrece jugar en parques infantiles, tanto para el desarrollo físico como intelectual de los menores.

En Saludes Play contamos con todo tipo de elementos y complementos para ofrecer la máxima seguridad de los niños al jugar en el parque, con soluciones como vallados personalizables y pavimento formado por gránulos de caucho reciclado que se pueden fabricar con cualquier forma diseño y en diferentes colores.

Comparte este post:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on print
Share on email